Sabores únicos que debes probar en Europa

Comparte el post
  •  
  •  
  •  
  •  

Hablar de Europa y de gastronomía es hacerlo de sabores y dietas variadas aunque siempre de calidad. Dependiendo de si viajas hacia el norte o hacia el sur del Viejo Continente encontrarás diferentes ofertas de sabores e ingredientes, pero desde luego detrás hay siglos de tradición en los fogones.

Un recorrido de sabores por Europa

Gracias a las posibilidades de viajar que tenemos hoy en día con vuelos que responden a las posibilidades de todos los bolsillos, podemos ir a probar in situ algunos de los manjares europeos que traspasan fronteras con agencias de viajes online de todo tipo.

Comencemos por dar el primer repaso a la cocina italiana. Da igual a la ciudad que vayas, la forma en la que en este país se trabaja cualquiera de los platos más típicos, con salsas que responden a ingredientes típicos de la dieta mediterránea como el aceite de oliva, los tomates o incluso algunos frutos secos como los pistachos.

Sin duda, desde ahí os recomendamos dar el salto hacia Alemania, con una forma de comer cuya base es la carne. El codillo, el repollo o incluso las famosas wurst son básicas una vez pones el pie en este país, regado por supuesto con una de las mejores cervezas que podrás probar en esta zona del mundo.

Viajar al Reino Unido y obviar el famoso fish and chips es casi un delito. Puede que no sea el pescado más sabroso o mejor trabajado, pero desde luego es una experiencia que hay que vivir si quieres decir que has estado en cualquiera de los rincones de este país.

londres

Francia, qué decir de un país donde los crepes, los quesos – como en otros países como Portugal o Suiza – son base alimentaria y te ofrecen algunos de los mejores platos y restaurantes del mundo. Sin duda este país ha sido referente para muchos otros rincones del planeta gracias a la innovación que siempre ha caracterizado sus fogones.

Subir hacia el norte de Europa es ir hacia la caza, carnes mucho más sabrosas y dietas más calóricas por los fríos que acaban soportando. No te olvides del salmón en Noruega o la carne de Reno en Dinamarca. Son básicos y no debes dejar de probarlos si buscas de verdad entender la cultura de unos pueblos que cada vez añaden más ingredientes a sus cocinas.

Y para acabar no podemos obviar España, con una dieta mediterránea basada en frutas y vegetales aunque con gran tradición también en los platos de cuchara. Posiblemente si preguntas en el extranjero, te hablarán de la paella, pero nuestro país es muy rico en sabores gracias a los muchos ingredientes que entran dentro de las recetas. Asados, mariscos, pescados, carnes de la mejor calidad…

Europa es digna de ser conocida no sólo con los ojos sino también con el paladar.


Comparte el post
  •  
  •  
  •  
  •  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies