Comida típica de Roma

Comparte el post
  •  
  •  
  •  
  •  

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Si te estás preguntando ¿cuál es la comida típica de Roma? porqué estas a punto de visitar la ciudad eterna y quieres disfrutar de ella en todos los sentidos, pues ponte cómod@ y sigue leyendo.

Imagina que acabas de aterrizar en Roma. Al llegar al Jubileo, o para hacer un recorrido por los museos del Vaticano, después de esperar un par de horas el autobús y pasarte tantas horas en la cola de los museos, te entrará hambre. Y entonces pensarás: ¿qué comer en Roma?

comida tipica de roma

Aquí te recomendamos los platos típicos de Roma que tendrás que probar al menos una vez si vas a ir a Roma: ¡prepara tu estómago pues te va a entrar hambre!

Aunque las recetas de la cocina romana no son muy sofisticadas, adquieren un valor particular gracias a los ingredientes genuinos y a la gran pasión con la que se preparan tanto en las cocinas de todos los romanos, como en la más verdaderas trattorias romanas.

18 platos típicos de Roma que todo turista debería probar

1.      Alcachofas a la judía o a la romana

alcachofas a la romanaDelicioso, fresco y crocantes. Las alcachofas son un aperitivo clásico de la cocina judía-romana. Se preparan con alcachofas típicas romanas, las Cimaroli o Mammole, sin espinas y tiernas. Después de sumergirlos en agua y limón, se fríen en aceite caliente. Al final se separan las hojas y se comen enteros, sin descartar nada. Comerse una es como comer una patata frita.

Otra receta típica es la alcachofa a la romana: esta vez no se fríen, sino que se cocinan a la sartén con relleno de ajo, perejil y menta romana.

  • Restaurante dónde comer este plato: Matricianella (Via del Leone 44) y Ba’Ghetto (Via dell Portico d’Ottavia 57)

2.      Puntarelle

puntarelleVegetales típicos de la campiña romana, aderezado con aceite de oliva y anchoas o con una salsa a base de yema de huevo, aceite de oliva, sal y limón. Ideal como aperitivo

  • Restaurante dónde comer este plato: Il Quagliaro (Largo Mola di Bari 17)

3.      Supplí al teléfono

Supplí al teléfonoSu divertido nombre se debe al hecho de que, una vez roto con las manos el suplí, la mozzarella se hace hilos y se estira, al igual que el hilo de un teléfono (de los viejos, por supuesto). El Suppli es una especie de bola de masa de arroz alargada, con arroz hervido, condimentada con mozzarella y con salsa de carne y dejada enfriar. El fuese externa es esencial para que sea crujiente y compacta.

  • Restaurante dónde comer este plato: Sisini la Casa del Supplí ( Via San Francesco a Ripa 173)

4.      Espaguetis a la carbonara

Espaguetis a la carbonaraLos romanos te dirán que es un plato típico tradicional, pero no es cierto. No se lo digas, pero la teoría más popular es que los espaguetis a la carbonara los inventaron los estadounidenses durante la guerra. De todos modos, hoy en día es uno de los platos de pasta que no te puedes perder si viajes a Roma.

Tres son los ingredientes fundamentales: huevos, panceta y pimienta. Si te animas y quieres probar a hacer esta receta en casa, atención a evitar el “efecto tortilla”: el huevo no debe ser calentado en la sartén, se tiene que amalgamar con el resto de ingredientes fuera de ella. En cuanto a la panceta, los romanos la exigen, pero si no la encuentras puedes usar el beicon. Por último, la pimienta. Debe ser rociada en abundancia y es gracias a él que tiene el nombre carbonara. Eso si: olvídate de la nata, ¡la carbonara no lleva nata!

  • Restaurante dónde comer este plato: Da Danilo (Via Petrarca 13)

5.      Bucatini all’amatriciana

Bucatini all’amatriciana¿Cómo no hablar de los conocidos bucatini all’amatriciana? Este plato de pasta en realidad es originario de la ciudad de Amatrice, en la provincia de Rieti, tristemente famosa por el reciente terremoto que la golpeó con violencia. Sin embargo, la capital e Italia se ha hecho con él y este se ha convertido en uno de sus platos estrella de la comida típica de Roma. Los bucatini son unos espaguetis gordos con agujeros en el centro. Se prepara también con panceta, tomates cherry, pimiento rojo, vino blanco y se rocía con pecorino romano rallado (para saber que es el pecorino tendrás que llegar hasta el final del articulo).

  • Restaurante dónde comer este plato: Osteria Angelino dal 1899 (Via Capo d’Africa 6)

6.      El quinto cuarto: macarrones con pajata y rabo de buey

rigatoni con pajataSe llama quinto cuarto debido a que es lo que queda del animal después de que las dos partes delanteras y traseras se han eliminado: las entrañas. Antiguamente eran las partes menos valiosas, sin embargo, ahora son utilizadas para elaborar los platos más gourmet y sofisticados. Destacan los rigatoni con pajata (un tipo de macarrones hechos con el intestino delgado de ternero lechal) y coda a la vaccinara (rabo de buey cocinado durante 5-6 horas con dos ingredientes básicos, apio y chocolate amargo).

  • Restaurante dónde comer este plato: Checchino dal 1887 (Via di Monte Testaccio 30)

7.      Espagueti a la Gricia

Espagueti a la GriciaOtra receta de la cocina pobre romana: espaguetis con queso y pimienta. Es uno de los platos más antiguos y más simples. ¿La historia de este plato? Se cuenta que los pastores, cuando salir al campo, traían consigo trozos de queso sazonado, pimienta negra y pasta seca: tres ingredientes que pueden ser conservados durante mucho tiempo y que mantienen su calidad intacta. De allí nació este plato popular de la cocina romana que cuenta con una variante similar, pero algo más trabajada, los espaguetis a la Gricia.

La Gricia romana debe su nombre al cantón de los Grisones de Suiza, la zona de la cual los pastores a menudo provenían para bajar hasta las montañas de los Abruzos, y que traían con ellos, además del queso la pimienta y la pasta seca, unos trozos de panceta. Los romanos de Roma la definen como una amatriciana sin tomate.

  • Restaurante dónde comer este plato: Trattoria Dal Cavalier Gino (Vicolo Rosini 4)

8.      Abbacchio allo scottadito

Abbacchio allo scottaditoReceta típica de Semana Santa, pero no sólo. Se trata de chuletas de cordero cocinadas a la parrilla (el término scottadito se refiere, de hecho, con el riesgo de quemarse dando la carne, scottare signfica quemar y dito significa dedo). Receta muy sencilla, con el sólo aderezo de aceite y romero.

  • Restaurante dónde comer este plato: Trattoria da Cesare al Casaletto (Via del Casaletto 45)

9.      El trapizzino

trapizzinoLo ha inventado Stefano Callegari, en su local Testaccio 00100, y se convirtió en un éxito enseguida, tanto entre los romanos como entre los turistas.

Es un triángulo de pizza blanca típica de Roma abierto y rebosante de comida típica romana: callos, coratella, picchiapò, albóndigas en salsa de tomate, amatriciana, sepia con guisantes, lengua de vaca. Este plato es el rey de la comida callejera moderna romana, con muchas imitaciones. Después del local de Testaccio, rebautizado Trapizzino, ha surgido otro local homónimo cerca de Ponte Milvio.

  • Restaurante dónde comer este plato: Trapizzino (Via Giovanni Branca 88 o Piazzale Ponte Milvio 13)

10.  Coratella

CoratellaCoratella es el nombre romano de las entrañas de cordero. Las recetas tradicionales prevén que el quinto cuatro pueda ser aromatizado con abundante cebolla picada y, posiblemente, con alcachofa romana, variedad local de este vegetal.

  • Restaurante dónde comer este plato: Il Doppio Mangiare e Bere (Via Rodi 16)

11.  Pajata

PajataLa primera parte del intestino de ternera o de cordero cocinada entera con el quimo aún dentro. Se prepara a la parrilla o “a la cacciatora”, es decir con salsa de tomate, pero se utiliza comúnmente para dar sabor a una salsa de tomate espesa hecha con tomates frescos o concentrado triple de tomate. ¿La combinación perfecta? Un plato abundante de rigatoni cocinados “al dente”.

  • Restaurante dónde comer este plato: Da Felice a Testaccio (Via Mastrogiorgio 29)

12.  Trippa alla romana

Trippa alla romanaSe trata de la versión local de los callos, preparado tradicionalmente con entrañas de ternera o buey, se enriquece con pecorino y menta, aunque hay numerosas variaciones. La receta tradicional ha cambiado gradualmente simplificando el proceso de cocción y a menudo prefiriendo una tripa precocinada y blanqueada que tiene un sabor menos intenso y es más digerible.

  • Restaurante dónde comer este plato: Osteria di Monteverde (Via Pietro Cartoni 163)

13.  Porchetta

PorchettaPara disfrutar de verdad con la comida típica de Roma hay que morder un trozo de Porchetta, un embutido típico de la capital e Italia. Carne de cerdo con hinojo salvaje y rellena de panceta, hígado y corazón: esta es la verdadera porchetta romana.

A los romanos, ya lo habréis entendido, les gusta tanto el sabor de la carne de cerdo que hasta le han dedicado una de las calles de la ciudad, Via Panisperna, del latín panis, pan y perna, jamón, que se encuentra en el lugar donde antiguamente se comía jamón de cerdo durante las ceremonias en honor Júpiter.

  • Restaurante dónde comer este plato: La Fraschetta de Sora Ines (Borgo San Rocco 29 en Ariccia, el lugar de nacimiento de la porchetta). En Roma: Via della Dataria 93.

14.  Saltimbocca alla romana

Saltimbocca alla romanaSimple, pero siempre delicioso plato de la tradición romana. Los santimboca alla romana unen los sabores de la ternera y del cerdo: delgados lomos de carne de ternera cocinados en mantequilla, cubierto con una tira de jamón y aderezados con una hoja de salvia.

  • Restaurante dónde comer este plato: Saltimbocca ristorante (Via di Tor Millina 5)

15.  Coda a la Vaccinara

Coda a la VaccinaraEntre los platos de ternera romanos el más famoso es la Coda a la Vaccinara, la cola de buey, un plato donde el rabo cortado se cocina durante muchas horas en manteca de cerdo, mantequilla y hierbas picadas. Esta receta debe su nombre al de los empleados de los mataderos que se ocupan de despellejar el ganado, llamados vaccinari.

  • Restaurante dónde comer este plato: Checchino dal 1887 (Via di Monte Testaccio 30)

16.  Crostata di Visciole

Crostata di ViscioleLos postres no son plato fuerte en Roma. Quizás es debido al hecho de que los romanos son gente de buen comer y el postre suele llegar al final de una suntuosa comida que deja poco espacio para algo más. Sin embargo, un plato que hay que probar es la tarta de cerezas (Crostata di visciole). Las visciole son un tipo de cereza. El azúcar glas y el relleno un poco ácido de las cerezas son una buena culminación para cualquier comida.

  • Restaurante dónde comer este plato: Dar Moschino (Piazza Benedetto Brin 5)

17.  Maritozzi

MaritozziRecomendamos probar los “maritozzi“, pequeños y deliciosos pasteles rellenos de crema batida, que se suelen comer especialmente con un cappuccino o un espresso para el desayuno. No nombre se debe al hecho de que los maridos solían ofrecer a las mujeres los maritozzi durante la Cuaresma.

  • Dónde comer este plato: en cualquier bar de Roma

18.  Pecorino Romano

Pecorino RomanoEl pecorino romano es un queso de pasta dura salada típico de Roma, a menudo utilizado para rallar en la pasta, hecho de leche de oveja. Es la versión romana del queso parmesano, de sabor mucho más fuerte y con toques a pimienta.


Comparte el post
  •  
  •  
  •  
  •  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies