Skip to main content
comida tipica de burgos morcilla

Comida típica de Burgos

Burgos es una ciudad castellana muy conocida alrededor del mundo por ser nombrada en el año 2013 como la capital española de la gastronomía. Quienes disfrutan del buen comer, no pueden dejar de visitarla: no se arrepentirán saboreando la comida típica de Burgos.

Comida típica de Burgos

En ella existen multitud de restaurantes y tascas ideales para ir de tapas y degustar los más deliciosos platos representativos de la gastronomía tradicional de la zona, que destacan por la alta calidad de sus ingredientes producidos en la zona, que en manos de expertos chef y cocineros, se convierten en joyas culinarias que encantarán todos los paladares.

6 platos típicos de Burgos

Los platos salados resaltan por la fuerza de sus ingredientes, sabores contundentes y texturas variadas que van desde asados hasta sopas, especialmente preparadas para afrontar el frío de invierno que es tan contundente en la zona, en esa época del año.

Veamos los más emblemáticos y que, en definitiva, hay que probar, aunque sea una vez en la vida al visitar Burgos:

Morcilla de Burgos

Morcilla de Burgos

Es uno de los productos burgaleses más famosos y el plato más emblematico de la comida típica de Burgos. Ciertamente, en otras regiones de España, elaboran muchos tipos de morcilla, pero ninguna iguala el delicioso sabor de la morcilla de Burgos.

Tiene un gusto tan único y destacado que hasta ha ganado galardones nacionales e internacionales, al participar en distintos concursos europeos. Se elabora con sangre de cerdo, arroz, manteca, cebolla picada, sal, pimienta y otras especias.

Su elaboración es completamente artesanal, lo que es parte de lo que la hace tan única y de exquisito sabor.  

Sopa castellana

Sopa castellana

Esta preparación es una de la preferidas de propios y visitantes y también es una de las más antiguas y tradicionales del recetario de la zona. Es particularmente ideal para contrarrestar los climas fríos.

Generalmente, es servida en cazuela de barro para realzar los sabores de sus ingredientes principales que son pan seco, agua, pimentón ajos, pimienta, jamón ibérico, huevos y chorizo. Se debe servir bien caliente.

Lechazo asado de Castilla y León

Lechazo asado platos tipicos de burgos

Son varias las zonas a lo largo de España en las que se prepara y degusta este delicioso plato, pero aquí destaca como un ícono de su tradición. Su ingrediente principal es el lechal, que es la cría de la oveja de raza churra que se ha alimentado exclusivamente de leche materna. Su carne deliciosa y tierna que se deshace en la boca, complace al paladar de una forma suprema.

Suele degustarse en los meses primaverales, durante los cuales la oveja se alimenta con pastos frescos que le aportan a la carne de la cría un sabor peculiar. Se prepara en cazuela de barro, donde se coloca la carne troceada en cuadros y se cocina en hornos de leña. Se sirve con ensalada, torta de aceite o, en su defecto, pan de hogaza acompañada de una voluptuosa copa de vino.

Olla podrida

Olla podrida

Es un cocido que resulta ser el más emblemático de la comida típica de Burgos y es una clásica representación del estilo culinario propio de la Edad Media. Sin embargo, es un plato que no pierde vigencia. Por el contrario, la combinación de sus ingredientes cargados de sabor, resultan en una combinación completamente explosiva para el paladar.

Su nombre, aunque se asocia a ideas poco atractivas, proviene del vocablo ?poderida? que significa poderosa, el cual alude la naturaleza de sus ingredientes consistentes y sumamente calóricos como son las alubias rojas, la costilla, la morcilla, el tocino, el chorizo y legumbre y especias que la convierten en el cocido, por excelencia, para el invierno.

Queso de Burgos

Queso de Burgos

Este producto es elaborado con leche de oveja, leche de vaca o una combinación de ambos. Puede consumirse al poco tiempo de su elaboración. Se conoce también como requesón y es uno de los más apreciados en España. Se ingiere con frecuencia, ya sea solo o para acompañar diversos platos propios de la zona de Burgos.

Tiene un sabor incomparable, el cual viene dado por su peculiar proceso de elaboración que consiste en dejar reposar por media hora y a 29 grados de temperatura, una cantidad de leche cruda a la que se han agregado sales de calcio y cuajo animal. Se escurre el queso y se hunde en salmuera. El resultado es un queso acuoso, muy blando y sin hoyos.

Sopa de calducho

Sopa de calducho

Es un derivado de la estrella de la gastronomía de esta zona: la morcilla de Burgos. Se come, especialmente, en época de matanza y su ingrediente principal es el líquido que produce la cocción de la morcilla en las marmitas, que es llamado por los lugareños como calducho y que recaban en envases de vidrio.

El mencionado líquido se pone a hervir y luego se le agregan rodajas de pan. Se deja cocinar por un rato y luego se consume. Es un plato tan delicioso como grasoso, por lo que se debe comer con moderación para no agarrarse unos kilos demás.

3 postres típicos de Burgos

Los postres típicos de Burgos también destacan y gusta a todos los paladares que se aventuran a probarlos. Veamos algunos de los más emblemáticos que hemos decidido incluir en este listado de comida típica de Burgos.

Postre del abuelo

Postre del abuelo

El protagonista de este delicioso postre es el queso de Burgos. Se toma una porción y se baña con una fina capa de miel de abeja rodeada con nueces peladas. Resulta en una combinación de sabores exquisita, que también es muy saludable.

Yemas de Burgos

Yemas de Burgos

Es un postre con un llamativo color amarillo, el mismo de la yema del huevo. Estas últimas, se toman y se colocan en una cacerola con un poco de agua y azúcar, en la cual se cuecen con un poco de ralladura de cáscara de limón hasta que quede una mezcla homogénea que pueda despegarse de la cacerola. Se moldean de cualquier forma y se espolvorean con azúcar. Son, simplemente, deliciosos.

Almendras garrapiñadas

Almendras garrapiñadas

Las almendras garrapiñadas de esta ciudad destacan por su exuberante sabor, que proviene de la ubicación privilegiada de los almendros de la zona, los cuales son irrigados por las aguas de los manantiales del Valle de las Calderechas.

Su elaboración es artesanal y se les cubre con una sabrosa capa de caramelo de un color tostado brillante, que las hace atractivas a la vista, al tiempo que deleitan el paladar de los visitantes, en un bocado adictivo de un sabor único.

Si te interesa saber más sobre la cultura gastronómica de España puedes leer este artículo sobre gastronomía española.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies