Skip to main content
Patatas con costillas

Comida típica de Ávila

Gracias a la sabiduría popular y al resguardo de generación a generación, la gastronomía abulense se caracteriza por platos abundantes y de sabores imponentes. Destacan en la comida típica de Ávila las carnes de origen vacuno de la ganadería autóctona, la patata y las legumbres. Una combinación de sabores inolvidables.

8 platos típicos de Ávila

Avila: Comida típica de Ávila

La cocina abulense combina la potencia y variedad de sus sabores de muy alto contenido calórico para combatir los inviernos de esa provincia. A esa condición climática se debe que la mayoría de sus platos sean de una contundencia y particularidad de sabores intensos. Veamos a continuación los principales platos que no debes dejar de probar cuando estés en Ávila. Sin pasar por alto la típica y exquisita repostería de origen monacal o de modesto origen popular.

Judiones del Barco de Ávila

judiones barco de avila

De color blanco, gran tamaño y forma arriñonada, esta variedad de judías originaria del municipio El Barco de Ávila, junto con la morcilla y chorizo asturianos, la panceta y las costillas adobadas, el laurel, el ajo y la cebolla, conforman, entre otras alternativas de preparación, un típico plato de sabor imponente que caracteriza a la ciudad más alta de España. Estas judías ostentan la más antigua denominación específica, desde 1989, con Indicación Geográfica Protegida (IPG).

Cocido Morañego

Cocido Morañego

Entre la comida típica de Ávila es uno de los platos más populares cuyo ingrediente principal son los garbanzos de La Moraña de Arévalo. A este guiso, de fuerte e imponente sabor, lo completan verduras de la zona, tocino de cerdo y morcilla de ternera. Su cocción ideal es a fuego lento y en cazuela de barro, tal como se hacía originalmente en las moradas de campesinos y pastores.

Monda de Mombeltrán

Comida típica de Ávila: Monda de Mombeltrán

Emblema de la comida típica de Ávila, este tradicional plato de muy larga historia, originario del municipio de Mombeltrán, se basa en la excelencia y plena conjugación de sus ingredientes. Este revuelto de huevos se impregna y se magnifica con los sabores que le aportan las virutas de jamón fritas en manteca, las tiras de lomo de cerdo y el picadillo de chorizos. Como se le da forma de tortilla, también se le conoce como tortilla de de Mombeltrán.

Patatas revolconas

Patatas revolconas

También llamadas patatas meneás. Consisten en un puré que se consagra en una modesta y popular sabiduría culinaria al combinarse con los sabores del pimentón, el ajo y los torreznos fritos o tiras de tocino fritas. Suele ofrecerse como tapa o presentarse como tosta. Se recomienda el maridaje con cerveza rubia, preferiblemente artesanal.

Chuletón de Ávila

Chuletón de Ávila

Aparte de ser uno de los platos más típicos de Ávila, es quizá el más famoso de la gastronomía abulense. Como bien lo indica su nombre, es una chuleta ternero, buey o vaca, de la raza exclusiva Avileña-Negra, preparada a la parrilla. En ocasiones esta exquisita carne puede sobrepasar el kilo y suele servirse acompañado de lechuga y patatas. Para disfrutar y potenciar al máximo su sabor, el maridaje con vino tinto resulta indiscutible.

Patatas con costillas

Patatas con costillas

La tradición culinaria de la provincia de Ávila ofrece al visitante uno de sus más tradicionales y exquisitos legados en este plato. En este se combinan el incomparable sabor de las costillas de cerdo adobadas, cebollas y ajos sofritos, vino blanco y las patatas cortadas en lo que suele llamarse a cascos. Suele acompañarse con una copa de un buen vino blanco.

Lentejas con chorizo

Lentejas con chorizo

Después de cuatro horas en remojo, las lentejas son incorporadas con agua en una cazuela, luego de un sofrito en aceite de oliva que combina pequeños trozos de cebolla, puerro, zanahoria, ajo, tomate y panceta. Se cocinan las lentejas a fuego lento hasta alcanzar su punto ideal y se le agregan trozos de chorizo, que junto con el toque de pimentón y el laurel, le dan a esta preparación uno de los sabores que más agradecerá tu paladar. Si no tiene una acidez marcada, se recomienda su maridaje con un vino blanco, aunque hay quienes prefieran con un tinto.

Cochinillo asado

Comida típica de Ávila: Cochinillo asado

Este plato de inmensa popularidad en lo que representa a la cocina castellana, mezcla la crujiente textura de la piel y la jugosa carne de cochinillo o lechón. También conocido como tostón, suele acompañarse con patatas y para maridar puede ser un vino tinto, joven, de Castilla, pero hay quienes lo prefieren con blanco o rosado. En cualquier caso el protagonista principal es el cochinillo y un buen maridaje exaltará su sabor incomparable.

2 postes típicos de Ávila

Entre la comida típica de Ávila no pueden no destacarse la variedad y la excelencia de los sabores de la repostería abulense. En buena parte de ella se le deben sus orígenes a la repostería conventual y que ha llegado totalmente conservada hasta nuestros días. Visitar Ávila y no probar las especialidades de su repostería, es perderse de las delicias que en esta provincia se ofrecen a los más diversos y exigentes paladares.

Yemas de Santa Teresa

Yemas de Santa Teresa

Este emblemático y atractivo postre abulense debe su nombre a Santa Teresa de Jesús, por quien los abulenses, como es lógico, sienten una gran admiración y devoción, y a ella se le rinden homenaje con la elaboración de esta preparación.

También se les conoce como yemas de Ávila y gozan de tanta popularidad, que el visitante de Ávila aparte de probarlas suele llevarlas como souvenirs. Están elaboradas a base de yemas de huevo, canela, azúcar y limón. Redondas y de aspecto anaranjado, se presentan en tartaletas blancas en los muchos establecimientos que la ofrecen y otras ciudades de España.

Bolla de chicharrones

Bolla de chicharrones

La tarta de chicharrones o bolla de matanza, mejor conocida como bolla de chicharrones, solía prepararse y saborearse en las recias temporadas invernales. Con el tiempo pasó a ser uno de los productos de la repostería abulense que goza de mayor predilección. Se prepara, como ingrediente básico, con el chicharrón de la matanza de los cerdos. Su elaboración de tipo artesanal incluye ingredientes como azúcar, anís y harina. Las bollas de chicharrones suelen formar parte de los almuerzos y las meriendas abulenses.

¿Para cuándo tienes preparado tu próximo viaje a Ávila?

Si te interesa saber más sobre la cultura gastronómica de España puedes leer este artículo sobre gastronomía española.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies